El Ministro de Economía, Fomento y Turismo, Juan Andrés Fontaine, se reunió con gremios empresariales de la región del Biobío para recibir sus inquietudes y propuestas para que sean incorporadas a la Agenda de Reimpulso Económico que adelantó la autoridad tras asumir la cartera.

En la cita participaron la Cámara de Producción y Comercio de Concepción, el Instituto Regional de Administración de Empresas (Irade), Cidere Biobío; la Cámara Chilena de la Construcción de Biobío; Pymemad Biobío; la Corporación Chilena de la Madera (Corma); la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet), la Federación Regional del Comercio y Turismo de la Región del Biobío (Fecomtur); la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech); A.G MET Biobío y la Asociación Gremial de Turismo, Protur.

“Hemos tenido una reunión de trabajo muy productiva con gremios representativos de la actividad de la región del Biobío, que básicamente es industrial y pesquera. Hemos trabajado con ellos en distintas propuestas que nos han planteado para impulsar el emprendimiento local”, afirmó el titular de Economía.

Según comentaron los representantes de la A.G de Turismo en la cita, además se tocaron temas de interés para la industria como la conectividad y su impacto clave en el turismo regional tanto por vía aérea en Concepción y Los Ángeles, como terrestre vía mejoras del paso fronterizo Pichachen.

Este encuentro se suma a una serie de reuniones que ha sostenido el Ministerio de Economía con representantes de gremios empresariales de diversas regiones a lo largo de todo el país para nutrir la Agenda de Reimpulso Económico con sus propuestas.

“Todo lo cual va configurando un diagnóstico y un conjunto de medidas que nosotros vamos a plantear para efectos de potenciar el emprendimiento en Chile como gran motor de la inversión y la productividad”, agregó el secretario de Estado.

La Agenda de Reimpulso Económico será presentada la próxima semana y ella contiene tres ejes: medidas para combatir la burocracia y promover la simplificación de trámites y permisos para apoyar el emprendimiento y la inversión; iniciativas que permitan derribar barreras para generar más competencia en los mercados; y acciones que entreguen mayor incentivo a la innovación.

Asimismo, incluirá alrededor de 26 medidas, de las cuales 15 serán de tipo reglamentario o de gestión y 11 serán de tipo legal –proyectos de ley en trámite que serán priorizados; otros recibirán indicaciones y otros serán ingresados al Congreso-.