En medio de su paso por el Biobío la Subsecretaria de Turismo Mónica Zalaquett visitó el Monumento Nacional, mina Chiflón del Diablo, viviendo la experiencia al interior del yacimiento carbonífero más famoso del mundo.

La autoridad que estuvo acompañada por la Directora Regional de Sernatur, Natalia Villegas, pudo conocer en voz de los ex trabajadores del carbón sus relatos e historias que por generaciones han marcado a los habitantes de Lota y la Provincia de Arauco. Todo esto mezclado con los cuentos de Baldomero Lillo, aportando prosa a una realidad durísima que en ocasiones supera la ficción.

En ese marco, y en víspera de la conmemoración número 96 del fallecimiento del escritor lotino, es que la Corporación Baldomero Lillo lanzó la campaña Embajadores de Sub Terra, iniciativa que busca transmitir el legado de Baldomero a todo el país, según declaró Elías Freire, director ejecutivo de la Corporación.

“Desde el mes de septiembre, que es cuando se cumplen 96 años de la muerte de Baldomero Lillo, comenzará la campaña Embajadores de Sub Terra, iniciativa que constará con la entrega de libros Sub Terra a delegaciones escolares de distintas ciudades del país quienes sumarán nuevos ejemplares para sus bibliotecas. Además se seleccionará un estudiante de dicha delegación quien asumirá el rol de Embajador de Sub Terra, siendo motor de difusión del legado de Baldomero Lillo.”

Cabe mencionar que el embajador también recibirá dos entradas dobles para que pueda visitar nuevamente el circuito con su familia.

Freire detalló que en la antesala de la puesta en marcha de la campaña, se eligió a la Subsecretaria como la primera embajadora ya que ella – por sus labores públicas – debe recorrer el país de norte a sur, siendo una persona idónea a la hora de transmitir el valor y legado patrimonial de la obra de Baldomero.

En tanto la Subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett, se mostró feliz por el reconocimiento y su nuevo rol como Embajadora de Sub Terra.

“Es un honor y lo ejercerá con mucho compromiso, porque me siento privilegiada de haber vivido esta experiencia, la cual espero podamos amplificar y así sea disfrutada por nuestros compatriotas”.

Afirmó que bajar al interior del Chiflón del Diablo es “probablemente de las experiencias más potentes que me ha tocado vivir en mi cargo, ya que ver las condiciones en las que se trabajaba abajo en la mina es impresionante y solo hombres con templanza pueden haber desarrollado esta actividad que ha sido motor del crecimiento de Chile”.

Finalmente la autoridad añadió que espera que todos los chilenos tengan la oportunidad de visitar el Monumento Nacional, comprometiendo su ayuda en el posicionamiento del circuito Lota Sorprendente en todo el país.